La glándula tiroides está ubicada en la base del cuello, debajo de la nuez de Adán. Tiene forma de mariposa; cada ala o lóbulo se halla a ambos lados de la tráquea.
La punción aspiración con aguja fina es el único procedimiento que puede diferenciar una lesión benigna de una maligna antes de la extirpación quirúrgica.
Este procedimiento, que se realiza guiado por la ecografía, es simple. Consiste en llegar a la lesión con una aguja fina, aguja que, con fines comparativos, podemos decir que es mucho más delgada que la que se usa para sacar sangre del brazo.
Dicha aguja se conecta a una jeringa de 10cc con el fin de poder manejarla mejor, a menos, claro, que la lesión sea un quiste que haya que aspirar.
Los pasos que se siguen son: a) Se extraen células con las cuales se preparan los extendidos o frotis b) se colorean en el momento con una tinción rápida c) se mira al microscopio para determinar si el material es suficiente para el diagnóstico.
Mirar en el momento tiene una importancia fundamental. Es el factor que disminuye los informes de material insuficiente o no representativo de la lesión. Permite que se obtenga un diagnóstico y que, por lo tanto, el paciente no tenga que volver a someterse al procedimiento.
Se colorean luego todos los extendidos para examinarlos y poder dar un diagnóstico citológico.
   
         
       
  No debe dejar de tomar los medicamentos que toma habitualmente.
No es necesario que esté en ayunas.
Se le aconseja que no tome aspirinas uno o dos días antes de la punción.
Si se encuentra en tratamiento con anticoagulantes, debe traer informe del hematólogo autorizando el procedimiento.
Es conveniente que use ropa que permita exponer fácilmente la parte anterior del cuello.
Debe traer los estudios previos recientes. (Ecografías, dosajes hormonales, etc.)
     
         
       
  Los pasos que se siguen con el paciente son:
Se le solicita que se acueste en la camilla boca arriba, con una pequeña almohada en los hombros para estirar el cuello.
No se usa anestesia local, porque la aguja de punción es de un calibre muy fino.
Se realiza una ecografía para ver la lesión.
Se limpia la zona con alcohol, se marca la lesión y se introduce la aguja guiada por el ecografista.
En ese momento se le pide al paciente que no trague, no hable y no se mueva. Puede respirar tranquilamente.
Durante 2 o 3 segundos se espera que suba por capilaridad el material y se retira la guja.
El tamaño de la lesión y la presencia de material determinará cuantas veces entrar, es decir cuantos pinchazos. En general se realizan dos o tres por cada lesión o nódulo.
El material se extiende en portaobjetos, se colorea con una técnica de tinción rápida y se mira al microscopio en ese momento para determinar si es suficiente para hacer un diagnóstico.
Si es un quiste, tal vez tome entre 6 a 8 segundos en evacuarlo con la aspiración.
-Todo el procedimiento dura aproximadamente 10 a 15 minutos.
     
         
       
  Puede hacer su vida normal.
No necesita tomar analgésicos. Si los está tomando por otra razón se le recomienda que evite las aspirinas en las siguientes 24hs.
Puede hacer ejercicios, gimnasia, tratando de no hacer fuerza con los músculos del cuello.
     
         
Cerviño 3490  4º 11, Ciudad Autónoma Buenos Aires, Argentina
Tel: (5411) 4801 6044 / Fax: (5411) 4806 0662
info@punciondetiroides.com